Formaciones diésel continuarán corriendo en el servicio por al menos 15 años más, eso prevé el nuevo contrato de concesión del servicio, que esta vencida desde el mes de julio.

Según informa el medio especializado enelsubte.com, el gobierno nacional agrega como responsabilidad de la empresa que resulte concesionaria del servicio -hasta 2035- la renovación de material rodante diésel. La electrificación del ramal había sido anunciada conjuntamente con las del Belgrano Sur y el San Martín.

De esta manera se reemplazaría el plantel del material tractivo compuesto en su mayoría por locomotoras General Motors de mediados de los años 60 por 25 cochemotores diésel.

El medio indica también que, según los pliegos, la puesta en marcha del nuevo material rodante será exigible a la concesionaria en un plazo que va desde el primero hasta el quinto año del contrato, y deja la posibilidad de que coexistan las viejas formaciones con las nuevas, algo que parece necesario a la luz del colapso del actual servicio, con solo 22 trenes.

Al momento, el Ministerio de Transporte sigue adelante con la elevación de andenes en toda la línea y, por lo que se entiende de esta compra de material rodante diésel, se traduce en el abandono, o postergación de la idea de electrificar la línea, al menos por los 15 años que dure la nueva concesión.