ATE Zona Norte celebró ayer por la noche su 20 aniversario, y el festejo contó con la presencia del secretario general del gremio en la Provincia, Oscar De Isasi, quien manifestó que “esta etapa es histórica porque nos vuelve a encontrar juntos”.

El salón de fiestas del club Vilo, en Vicente López, dio lugar a la celebración del 20 aniversario de la seccional Zona Norte del gremio ATE. Más de 300 personas acudieron al evento. Entre las presencias destacadas estuvieron representantes de las delegaciones de la región, delegados históricos, referentes del sindicato y el secretario general del gremio a nivel bonaerense, Oscar “el Colo” De Isasi.

El titular de la seccional, Fabián Alessandrini, señaló: “Estamos muy emocionados por todos estos años de militancia en este sindicato. En el año 99 se crea la primera seccional Zona Norte, que abarcaba de Vicente López a Escobar, y hoy podemos decir con orgullo que tenemos una delegación en cada municipio. Organizar el sindicato en el territorio es la clave para construir poder en los trabajadores”.

“Los estatales y el pueblo argentino están ansioso que llegue el 10 de diciembre para que deje de gobernar el neoliberalismo. Tenemos mucha esperanza pero mantenemos la firmeza de seguir defendiendo los intereses de clase. Se vienen tiempos donde hay que resolver cuestiones fundamentales como el hambre, la desocupación y la pobreza”, agregó el gremialista.

Por su parte, De Isasi expresó: “Estas cosas son las que se valoran más allá de los colores. De aquí salieron cinco seccionales, es una delegación muy combativa que representa muy bien a sus afiliados. Esta etapa es histórica porque nos vuelve a encontrar juntos y la alegría es doble porque reafirma una amistad de muchos años que tengo con Fabián”.

En ese sentido el dirigente agregó que “se está poniendo de pié un nuevo ATE con perspectiva de género, más moderno, abierto que va a buscar a los trabajadores y que nos posiciona en un plano mucho más activo en las decisiones políticas que se tomen en un futuro inmediato”. “Esta es una alegría desde lo político y lo personal”, remarcó. “Se vienen momentos de estar muy unidos. La derrota del macrismo generó una esperanza y una necesidad de protagonismo de la clase trabajadora”, concluyó.