Con un promedio de 200 viajes los días de semana y 400 los sábados y domingos, el servicio ya fue utilizado por más de 2 mil vecinos. Desde la empresa Grin informaron que el lanzamiento a nivel local fue el mejor de las 20 ciudades donde se brinda este transporte.

Difícil es explicar el furor que se está viviendo en la calles de San Isidro con el nuevo servicio de alquiler de monopatines eléctricos. Sin embargo, los números hablan por sí solos: Un promedio de más de 200 viajes los días de semana y casi 400 los sábados y domingos.

“Estamos muy contentos por los resultados que esa dando esta iniciativa y de ver que los sanisidrenses somos muy permeables a la movilidad sustentable. Desde la empresa Grin, que son quienes brindan el servicio, nos informaron que San Isidro tuvo el mejor arranque en relación a las otras 20 ciudades donde se ofrece este transporte”, destacó Leandro Martín, subsecretario de Espacio Público.

A partir de esta gran aceptación, donde ya se llegó a los dos mil usuarios activos que realizaron al menos un viaje, la empresa decidió ampliar el radio de acción hasta la calle Paraná y hasta la estación Beccar. Además, se extendió el horario de uso hasta las 23 horas y se sumaron 15 equipos nuevos.

“En el transcurso de las primeras semanas la cantidad de viajes creció exponencialmente. Debido al GPS de los dispositivos pudimos reconocer que la mayoría de los vecinos utilizan los monopatines como complemento del transporte público, en especial para trasladarse desde o hacia los ferrocarriles”, detalló el funcionario.

Durante los primeros 14 días de actividad no sólo se consiguió un nivel de ocupación de los vehículos mayor a otras ciudades sino que también el tiempo de traslado fue un 35 por ciento superior a los promedios habituales.

“Además de ser una forma divertida de moverse, estos monopatines colaboran con el cuidado del ambiente y reducen significativamente la utilización de automóviles. Esperemos poder seguir incorporando nuevos vehículos para cubrir la totalidad del distrito y, así, darle la posibilidad a todos los vecinos de poder utilizarlos”, concluyó Leandro Martín.