Ocurrió en Martínez. La pareja resultó herida al ser atacada a disparos por dos personas cuando se movilizaba en su vehículo, a metros del centro comercial Unicenter.

Una abogada de 44 años y su pareja de 30 fueron heridos a balazos en la localidad de Martínez, partido de San Isidro, y tras el hecho la mujer denunció que el ataque fue ideado por su ex marido, a quien hace menos de un mes denunció por violencia de género, informaron este viernes fuentes policiales.

Los voceros agregaron que en base a los primeros testimonios obtenidos en la causa el ataque fue cometido por dos hombres, mientras que la abogada también disparó con un arma Glock calibre 40 que llevaba en el rodado y que fue secuestrada por orden judicial.

El hecho, que fue dado a conocer este viernes, ocurrió el pasado miércoles en el cruce de las calles Conscripto Romero e Yrigoyen, de la localidad de Martínez, adonde efectivos de la comisaría décima de San Isidro acudieron ante un alerta por dos personas heridas de bala.
Al llegar al lugar encontraron a la abogada Mara Gisella Borelli herida de un balazo en una pierna y a su acompañante, Francisco Gallardo, con un impacto en el abdomen, detallaron los voceros policiales.

Ambos fueron derivados al Hospital Central San Isidro, donde fueron asistidos y aún permanecen internados en estado estable.

Tras el hecho, la mujer denunció que el ataque fue cometido por dos personas que dispararon contra la camioneta Toyota negra en la que estaba con su pareja.

Según los dichos de la mujer, la agresión fue ideada por su ex pareja, un empresario al que el 4 de noviembre había denunciado por violencia de género, por lo que ambos tenían una restricción de acercamiento mutuo, dijeron las fuentes consultadas.

En el lugar del hecho, los pesquisas secuestraron una pistola calibre 40 marca Glock, montada y con cargador vacío, que estaba en el interior de la camioneta de las víctimas y que, de acuerdo a las primeras pericias, la abogada empleó para defenderse del ataque.

La causa por el hecho quedó a cargo de la fiscal especializada en trata de personas y violencia de Género de San Isidro, Laura Zyseskind, quien dispuso las diligencias de rigor para avanzar en la investigación.

Las fuentes informaron que el ataque se produjo tres días después de que el estudio que la abogada tiene frente a la catedral de San Isidro fuera violentado y desvalijado por delincuentes que se llevaron todo lo que había en su interior.

Por ese hecho, ocurrido la madrugada del sábado, se inició una causa por robo que lleva adelante el fiscal de San Isidro, Claudio Scapolán.