En una reunión con vecinos y asambleístas, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y el titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, Ramón Lanús, firmaron la cesión del parque público de Villa Adelina.

A partir de ahora, este espacio de 22 hectáreas, ubicado en Drago y Panamericana, que pertenecía a la Armada, será administrado por el Municipio que seguirá trabajando con una mesa local armada con el objetivo de desarrollar un proyecto para toda la comunidad.

“Todavía no tomamos dimensión de la importancia de lo que logramos hoy. Es una alegría enorme para nosotros disponer de este espacio para convertirlo en el parque público verde más importante de San Isidro”, expresó Posse.

Por su parte, Lanús destacó: “Este es un proceso que arrancamos en 2016 y después de muchas reuniones y discusiones, logramos construir capital social y crear confianza entre todas las partes para lograr este proyecto que beneficiará a todos los vecinos”.

Tras firmar el documento y recorrer el espacio, Daniel Rodríguez, representante de los vecinos, celebró: “Es una alegría muy grande. Fueron más de 200 reuniones para lograr que este espacio, con más de 1400 árboles de 60 especies diferentes, sea 100 por ciento verde. Este es un pulmón para todo San Isidro que vamos a poder disfrutar todos los vecinos”.