Personal del establecimiento la encontró sin vida tendida sobre la cama de la habitación. El hombre que pernoctó con la víctima se escapó por una ventana. Habría sido estrangulada e investigan si ocurrió durante una práctica sexual.

El hecho tuvo lugar hoy cuando el conserje del albergue transitorio R8, ubicado en el cruce de la Ruta Nacional 8 y la calle Ituzaingó, llamó, cerca de las 13:30, a la habitación 14 para avisarle a la pareja que había finalizado el turno de pernocte.

Ante la falta de respuestas de los clientes, desde el hotel dieron aviso al 911. Al arribar al lugar efectivos de la Policía Bonaerense ingresaron a la habitación donde encontraron el cuerpo sin vida de Giselle Fasanella, de entre 21 y 28 años. El presunto femicida se dio a la fuga por la ventana.

El cuerpo presentaba marcas de ahorcamiento, pero ninguna otra lesión, por lo que se especula que se trató de un caso de hipoxifilia, práctica que se efectúa con el fin de obtener satisfacción a través de la disminución de la respiración durante la actividad sexual.

Los investigadores aseguran que el hombre que había pasado la noche con ella, ahora imputado por el hecho, se escapó por esa ventana que está detrás de un cartel publicitario que cubre el frente del edificio de lado del Metrobus, y de ahí, por un estrecho pasillo metálico de la estructura del cartel, accedió a los techos del edificio y desapareció.

En el lugar estuvieron trabajando efectivos de la Policía Científica y de la fiscalía en turno, que realizaron levantamiento de rastros y de filmaciones del hotel y de cámaras privadas y públicas de la zona.

Intervienen en el caso la comisaría quinta y la Unidad Funcional de Instrucción en turno, del Departamento Judicial de San Martín, que calificó el hecho como “Homicidio”.