El cuerpo de Carlos Bellen, de 29 años, apareció ayer en el Río Reconquista, altura Martín Fierro, en el barrio Udaondo. Al joven los buscaban familiares y amigos desde el viernes. Se habría suicidado.

Bellen faltaba de su hogar desde hacía varios días. Según comentaron, se lo había visto por última vez en la costa del río, en la zona del Parque Malvinas Argentinas, lindante al Camino del Buen Ayre.

Tres el hallazgo del cuerpo por parte de vecinos, Policía Científica y Bomberos arribaron al lugar: “Los hdp de la Policía no dejaron pasar a mi papá y hermanos a reconocer el cuerpo”, escribió en Facebook la hermana de la víctima, Lorena Bellen.

Ya en la morgue, los familiares pudieron confirmar que el óbito se trataba de Bellen, quien se habría quitado la vida arrojandose a las contaminadas aguas del Río Reconquista, no obstante, la causa de muerte se determinará con la operación de autopsia.

Según se supo, semanas atrás, otro de los hermanos había fallecido a causa de meningitis, por lo que se entiende, el joven se encontraba bajo una fuerte depresión. Al respecto la familia había denunciado mala praxis en cuanto al diagnóstico dado en el hospital municipal de Ituzaingó.