La contundente victoria que obtuvo el intendente Jaime Méndez le permitirá mantener la mayoría automática en el Concejo Deliberante, pero en la sumatoria total pierde una banca de ventaja con respecto a cómo venía hasta el momento. La buena noticia para el Municipio es que el retorno de Franco La Porta dejará más dividida a la oposición.

Es que si bien el triunfo de Joaquín de la Torre en 2015 fue ajustado e hizo que quedaran 5 bancas para el oficialismo, 5 para el kirchnerismo y 2 para el Pro, cuando el ahora secretario de Gobierno provincial dio el salto a Cambiemos se llevó a esos ediles a sus tropas, sumado a que posteriormente Stella Repetto también se iría hacia las filas municipales.

Este panorama dejó al actual jefe comunal con 8 bancas para renovar, y al obtener casi el 56 por ciento de los votos se hizo de 7 cupos en el Concejo Deliberante, con lo cual ahora la sumatoria lo deja con una mayoría más acotada, de 13 a 11.

Diana Ábalos, Vanesa González, Patricia Ledesma, Hugo Reverdito, María Rosa Silva y Alejandro Sosa continúan integrando el oficialismo con mandato hasta 2021, mientras que  Rosa Almirón, Pablo de la Torre, aunque seguramente siga como secretario de Salud y su lugar sea ocupado por Gabriela Barrientos; Mariana Juárez; Guillermo Kippes; Favio Pérez; Guillermo Sánchez, tal vez presidente del bloque; y ‘Mary’ Serrano se sumarán para darle la mayoría automática.

Bruno Baschetti; Franco La Porta, que volverá a su banca; Adrián Luque, Teresita Navarro, Sergio Vallejos y Marcela Viguera continúan con mandato en las filas opositoras, aunque habrá que ver cómo se reagrupan.

A ellos se le sumarán Luz Álvez, ‘Manolo’ Castro, Cristian Mayal, Carmen Pérez y Pablo Walker.