Lo anunció el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, en redes sociales. Se pondrá en valor cuando se termine de recuperar la totalidad del edificio, aún parcialmente intrusado.

“Sé lo que significa para los vecinos la antigua estación: Es eje histórico, social y patrimonial del barrio, memoria viva de los pioneros de Bosch”, comentó el jefe comunal sobre el edificio que data de los años treinta, declarado de valor patrimonial por el Concejo Deliberante y catalogado como patrimonio cultural de Tres de Febrero en el Plan Urbano Estratégico.

“Hay gestiones avanzadas con la Nación, y conseguimos que se declare que ya no tiene fines ferroviarios”, lo que permitiría avanzar con la recuperación del lugar para la comunidad.
La idea, cuenta Valenzuela, es que la estación albergue espacios comunitarios y culturales.

Mientras tanto, ya están concluidas las obras del entorno de la estación del ferrocarril Urquiza, con espacios más amplios para el comercio y el tránsito peatonal y vehicular. Además, en breve, se inaugurará la plaza en el área de los eucaliptos, con nuevas luminarias, senderos aeróbicos y gimnasio, un espacio que había estado abandonado por la gestión de Hugo Curto durante más de veinte años.