Ni los norcoreanos son tan evidentes de las diferencias que existen con su vecino del sur y al menos decoran con flores el militarizado cruce con Corea del Sur. Pero en José C. Paz los recursos tienen destinos inciertos, y mientras tanto las calles del límite paceño – sanmiguelino son iluminadas solo por lámparas Led del distrito que gestiona Jaime Méndez.

Mientras tanto, los vecinos siguen padeciendo inundaciones por la falta de pavimentos y desagües. A diferencia de los distritos afectados por las cuencas del arroyo Matanza o el río Luján, por José C. Paz no pasa ningún gran curso de agua, lo que atribuye los anegamientos a exclusiva responsabilidad del gobierno municipal.

“Votalo a Ishii que está lindo José C. Paz”, dice con ironía un vecino mientras conduce por una calle anegada por el agua en Parque Alvear. “Parece que se desbordó una tosquera”, agrega.

Otra vecina paceña, del barrio Mirador de Altube, parada La Sonia, muestra en contacto con el Whatsapp de SMnoticias como el agua ingresa a su casa en cada lluvia. “Todos mojados, nos enfermamos, gracias a Mario Ishii”, asegura.

También un hombre de Quirós y Alsina cuenta que “se forma un lago desde toda la vida que inunda toda la casa adentro, hasta el patio”.

Por último, indignado, un vecino muestra la inundación de Presidente Perón y Juan B. Justo, a pocas cuadras del Palacio Municipal. “No aprendemos más los paceños”, exclama.