Las cámaras del Municipio identificaron el vehículo en el que se trasladaba una banda de delincuentes y así se inició una persecución por distintos barrios a plena luz del día. Luego de dejar el auto intentaron escapar a pie pero fueron detenidos en Castelar.

Todo comenzó cuando dos hombres intentaron robar un auto estacionado sobre la calle Vélez Sarsfield, en la localidad de Haedo. Tras la denuncia de su propietario y el alerta de la Policía, el Comando de Patrullas Morón identificó las características del vehículo en el que se movían, el cual fue visualizado por cámaras de la municipalidad y otros agentes de las fuerzas de seguridad, que tras intentar detenerlos comenzaron una persecución a plena luz del día.

La persecución se extendió por las localidades de Haedo, Morón y Castelar, hasta que con la colaboración del Centro de Monitoreo local, personal del Grupo Táctico Operativo y móviles de Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio, lograron interceptar a los prófugos en la intersección de las calles Tucumán y Álvarez Jonte, Castelar, donde los delincuentes pretendieron huir a pie en distintas direcciones.

A pocas cuadras fueron detenidos. Uno de ellos tenía pedido activo de captura por homicidio culposo, robo agravado y prohibición de circular, entre otras causas. “Las más de 700 cámaras que instalamos en los barrios y el trabajo coordinado entre todas las fuerzas de seguridad es fundamental para responder de la mejor manera ante situaciones como ésta. Años atrás hubiera sido imposible. La persecución terminó en Castelar con dos detenidos”, explicó el intendente Ramiro Tagliaferro.

El vehículo secuestrado y ambos delincuentes fueron trasladados a la comisaria séptima de Castelar Norte y puestos a disposición de la Justicia. Interviene la Unidad Funcional de Instrucción 1 del Departamento Judicial de Morón.