Dos problemáticas que no tendrán resolución en el José C. Paz anárquico: La inseguridad y la falta de obras públicas. La consecuencia de esta situación, lo que ocurrió anoche en Mirador de Altube cuando vándalos quemaron un auto robado y en la emergencia, los Bomberos se quedaron atrapados en un lodazal.

Las calles sin ningún tipo de mantenimiento en José C. Paz después de cada lluvia se convierten en literales pantanos. Los autos atrapados son una constante, pero que la desidia del Estado haya afectado a una autobomba es una novedad que indigna.

Fue anoche en Santa María y José Altube. Un auto robado fue incendiado por delincuentes. Los Bomberos Voluntarios acudieron al llamado de emergencia pero se quedaron a mitad de camino por el pésimo estado de las calles de tierras.

De todas formas, con el esfuerzo que los caracteriza, pudieron extender las mangueras a lo largo de los casi 200 metros que los separaba del siniestro y apagarlo, evitando así una posible explosión del tanque de combustible.