Federico Achával compartió una reunión con los miembros de SCIPA, quienes compartieron sus inquietudes y expectativas para el futuro de Pilar.

“Estoy convencido de que los comercios locales tienen un rol fundamental para el desarrollo de cada una de nuestras localidades. El Pilar que se viene nos necesita trabajando codo a codo con el comercio local para ponernos de pie”, expresó el candidato a intendente del Frente de Todos.

“Necesitamos establecer nuevas prioridades. No podemos pretender el desarrollo de nuestros centros urbanos si en lugar de tener comercios que todos los días abren sus puertas, generan actividad y trabajo para los pilarenses tenemos comercios que no pueden pagar tarifas, que pasan el día sin que nadie les entre a comprar y a los que, además, cada mes que pasa le siguen subiendo los costos”, planteó.

“Este gobierno nos quiso hacer creer que la solución venía con la lluvia de inversiones extranjeras. Nosotros creemos que la solución está en lo que cada comercio local pueda vender, porque eso redunda después en más vida para los barrios, en nuevas oportunidades de inversión, en crecimiento para el distrito, y fundamentalmente en trabajo para los vecinos. Y esa será mi mayor prioridad”, dijo.

“No solamente son las medidas nacionales las que le complicaron la vida a los comercios. A nivel local, los cuatro años de Ducoté demostraron una total descompresión de lo que estos necesitaban. Estamos hablando de un municipio que cuenta con un presupuesto de 7 mil millones de pesos. Con prácticamente la mitad de ese presupuesto, otros distritos, como Escobar, crearon centros comerciales a los que a los vecinos les da ganas de ir y en donde, aún en medio de una situación económica adversa, los comerciantes locales saben que no están solos. Eso demuestra que para hacer crecer al comercio, sólo se necesita poner eso entre las prioridades de una gestión”, expresó.

“Los comercios locales tienen que tener la garantía de que va a haber un municipio que se va a ocupar de que el espacio público esté cuidado, seguro y limpio. Si tenemos un municipio descuidado, que no esucha a la gente, con un centro comercial poco atractivo no vamos a lograr nada. Tampoco podemos esperar que haya ventas en un local si la calle está a oscuras o pedirle a un comercio que salga adelante si después va a perder todo el esfuerzo del día en un asalto, como hace 4 años venimos viendo que pasa”.

Finalmente, dijo: “Estoy convencido de que poner de pie a nuestros comercios significa poner de pie nuestra identidad. Y Pilar necesita que eso pase. Detrás de cada uno de sus comercios hay mucho más que una oportunidad económica, está la vida de las familias que conforman nuestra historia; está el crecimiento de las localidades y la calidad de vida de los vecinos”.