La falta total de obras y servicios básicos en José C. Paz no solo tiene su consecuencia en la calidad de vida, también en el riesgo que conlleva salir de noche. “Vivimos con el corazón en la boca”, exclama Héctor, en contacto con el Whatsapp de SMnoticias.

Otro fin de semana de tensión en Barrio Frino. Las calles Lima y Héctor Arregui son elegidas por los delincuentes para descartar vehículos robados con los que minutos antes cometieron ilícitos en la zona.

“Nuestro barrio sufre el abandono desde hace más de 20 años, sin iluminación, con calles de tierra por donde nunca pasa la niveladora, y la inseguridad”, denuncia el hombre, y asegura que ante este panorama, la delincuencia tiene vía libre.