Ocurre en el barrio Sol y Verde. Es la calle Bela Bartok, en su intersección con Fray Butler. Ante la solicitud de asfalto, el gobierno de José C. Paz les tiró cerámicas rotas. Indignante.

“Estamos totalmente desolados y abandonado por parte del Municipio y del intendente Mario Ishii”, dice la vecina en contacto con el Whatsapp de SMnoticias.

“La semana pasada estuvieron los de la Municipalidad con sus máquinas y prometieron asfaltar, solo pusieron cerámicas rotas. Todo el barro y tierra que sacaron de la calle lo tiraron al costado de la vía del tren”, comenta Antonella.

En el mismo contacto con este medio, la vecina cuenta que en la estación Sol y Verde “no se puede transitar por el descontrol y falta de presencia del Estado” en lo que proliferó como una feria popular, donde cartoneros y chatarreros venden elementos que encontraron revolviendo residuos en la ciudad de Buenos Aires, o al menos eso aducen.
“Se quedan todo el día ahí, comen y hacen sus necesidades, y todo queda en el suelo para que nadie lo limpie”, denuncia. Además “se drogan, y la Policía dice que no pueden sacarlos porque los amenazan”.

Así dejaron los montículos de tierra los empleados municipales.

“Vivo acá desde hace 24 años. Solo veo desamparo”, expresa la vecina de Sol y Verde.