Los vecinos del barrio Las Acacias ya tienen sus cañas de pescar listas para este fin de semana. Solo les falta un servicio de lanchas colectivas para movilizarse en la cotidianeidad.

Resignados, no pueden entender cómo el mismo gobierno que administra el municipio casi desde su creación en 1994 no les puede solucionar la necesidad más básica: No inundarse con cada lluvia. Piden visibilidad de la situación mediante el Whatsapp de SMnoticias.

No mejor llamada la calle: Castro Barros. En su intersección con General Pinto, pleno centro barrial, conviven en el abandono del gobierno de Mario Ishii la Escuela 16, la capilla San Vicente de Paul y un centro sanitario con nula atención y escasos insumos.