El ex legislador nacional, Carlos Brown, consideró que las medidas económicas que tomó el gobierno tras perder en las PASO no han tenido impacto positivo, por lo que entiende que “la brecha electoral se está agrandando”, al respecto de la ventaja que obtuvo el peronista en las primarias. También clamó por una mesa de diálogo post octubre impulsada por Alberto Fernández.

“Como lo dije después de las PASO, es muy difícil revertir la gran diferencia” que tuvo el Frente de Todos en las elecciones. Además “las medidas -económicas- que se tomaron, no impactaron positivamente”.
“Al parecer, la brecha electoral se está agrandando” a favor del peronismo, por lo que “es muy posible que en el mes de octubre tengamos un triunfo en primera vuelta”, consideró el ex diputado.
A su vez, Brown entiende que el panorama para María Eugenia Vidal también es difícil, “por la diferencia que obtuvo Kicillof frente a la gobernadora, y no habiendo balotaje”.

“El efecto heladera no ha cambiado con relación a la quita del IVA, o el congelamiento de los combustibles, que tampoco fue, o el tema de los servicios que siguen altos frente a un salario que se deprecia”, afirmó el dirigente, quien se expresó “preocupado porque al próximo gobierno no le será fácil controlar esta difícil situación económica”.

“Sería muy negativo que se adelante la entrega del poder”, consideró quien fuera intendente de San Martín durante los difíciles años de la hiperinflación. “Una vez que las elecciones pasen, hay que sentarse a trabajar en la transición”, manifestó.

Carlos Brown volvió a instar para la conformación de “una mesa de diálogo propiciada por la iglesia, las fuerzas sociales, empresariales, gremiales y las estructuras políticas”. “Si lo que se viene es más enfrentamiento y una grieta más profunda, a la Argentina le espera un futuro difícil”, expresó.

Alberto Fernández “debería entender que la situación es parecida al 2001 en cuanto a la necesidad de la búsqueda de acuerdos”, señaló, mientras recordó “la breve paz” que se dio en los mercados cuando -el candidato del Frente de Todos- habló por teléfono con el presidente Mauricio Macri. “Hay que construir una paz más profunda y duradera”, opinó.

Para el referente justicialista, el próximo presidente deberá poner “el acento en la producción y en el trabajo, para que los temas sociales, de salud, de educación, de la seguridad pública se resuelvan”.
“Mientras insistan en pensar que la solución está en los planes sociales y no en la creación del empleo digno, estamos jorobados”, sentenció.
En relación, ‘Tato’ Brown entiende que los principales errores de Mauricio Macri fueron “priorizar exageradamente la macroeconomía, que para colmo no le funcionó, y además creer que la cosa mejoraba dando más planes de los que otorgó Cristina Fernández, pero sin la vinculación política que la gente del peronismo tenía con todos esos sectores”, y como muestra, el perdidoso resultado electoral que tuvo el oficialismo en el Barrio 31, reconstruido a nuevo por el gobierno nacional.
“Creyeron que construyendo casas nuevas pero sin tener diálogo con los vecinos el tema estaba terminado y ganaban, pero perdieron por una diferencia del 47 por ciento”, exclamó.

“Hubo funcionarios como Emilio Monzó y Rogelio Frigerio que plantearon a Macri la necesidad del trabajo político, pero fueron rechazados por otros funcionarios con Marcos Peña a la cabeza, quienes creyeron que con hacer obras y redes sociales la cosa estaba resuelta”, opinó, y destacó por otro lado el rol de Miguel Ángel Pichetto, recientemente arribado al espacio. “Es un estadista, un hombre que sabe de la cuestión política, y es el único que sigue recorriendo universidades, sindicatos, y sectores industriales, hablando de la producción, del trabajo, de terminar con el clientelismo social, mientras los otros están inmovilizados sin saber cómo solucionar los problemas”, consideró.

Finalmente, el ex ministro insistió en la idea de que el macrismo “ha cometido el pecado de no saber hacer política”. “Se equivocaron de punta a punta”, cerró, contundente.