Los ex reclusos que renacieron gracias a los valores del rugby relataron sus historias de superación esta vez en el Colegio Leonardo Da Vinci de Boulogne.

Las historias de ex reclusos que torcieron el rumbo de su vida tras pasar por el equipo de rugby “Los Espartanos” se convirtió en un verdadero fenómeno de reinserción social. El proyecto que nació en San Isidro sigue recorriendo escuelas con un mensaje de superación que impacta en los alumnos.

El ciclo de charlas de la Fundación Espartanos en escuelas, que ya lleva cuatro años, pasó por el Colegio Leonardo Da Vinci de Boulogne. Allí, estuvo el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

“El mensaje es no discriminar a aquellas personas que cumplieron su deuda con la sociedad. ‘Los Espartanos’ ya llevan 10 años y se han reinsertado a través de los valores del rugby. Son historias que impactan y dejan claro que el delito no es una opción”, contó el jefe comunal, quien recibió el libro “No permanecer caído”, que es la historia de “Los Espartanos”.

“Todos deben tener una segunda oportunidad, tenemos que bajar los prejuicios para construir una sociedad mejor. Es muy linda la sensibilidad espectacular que tienen los chicos al escuchar estas historias de superación. Siempre están dispuestos a dar una mano”, señaló Eduardo ‘Coco’ Oderigo, abogado penalista y mentor de “Los Espartanos”, dentro la Unidad Penitenciaria 48, en San Martín.

Luis Aguilera, de 38 años, nació en Ciudad Evita y estuvo 18 años preso. Ante cientos de alumnos dio su primera charla representando a “Los Espartanos”. “Conocí a ‘Coco’ Oderigo en un penal de máxima seguridad. Era el peor momento de mi vida. Sus palabras me llegaron y fue el comienzo del cambio en mi vida. Me inculcó los valores del rugby y poco a poco salí adelante”, relató, quien se aferró a la ovalada para salir del infierno.