Esta mañana, el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, junto a la actriz Thelma Fardín, y el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, recorrieron el Espacio Mujeres, donde el Municipio brinda asistencia a víctimas de violencia de género. Luego participaron de una jornada para prevenir noviazgos violentos.

El taller, bautizado “Cortá a tiempo”, realizado en el Complejo Plaza por alumnos de escuelas del distrito y organizaciones sociales, apunta a abrir el debate sobre la importancia de concientizar esta problemática que afecta a jóvenes. En el encuentro, Fardín, autora del libro “El arte de no callar”, contó su experiencia y visión sobre el tema. Es una iniciativa de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Antes, la actriz destacó el trabajo del Espacio Mujeres luego de conversar con empleados del área. Logramos “instalar el tema -de la violencia de género- pero ahora hay que militarlo y ponerle el cuerpo”, sostuvo la joven.

Por su parte, Guido Lorenzino dijo que después de la experiencia de Thelma “muchos empezamos a mirar el tema de otra manera”, mientras consideró que “la perspectiva de género es lo que va a cambiar definitivamente este flagelo”.

“San Martín es un Municipio faro que ha tomado el tema desde el primer día de la gestión de Gabriel Katopodis, por lo que es fundamental el compromiso del Estado para que la mujer golpeada, postergada o vulnerada, tenga un lugar de contención”, agregó el abogado.

El intendente Gabriel Katopodis destacó que “Thelma transformó su testimonio personal en una bandera colectiva, y nosotros debemos garantizar desde los ámbitos el acompañamiento y la respuesta del Estado a otras mujeres que también tienen ese coraje”.

A pesar de “todas las herramientas que hemos desarrollado, no alcanzan, porque tenemos que entender que décadas de patriarcado no se cambian con un decreto, una ordenanza o una ley, si no con un cambio cultural”, consideró el alcalde.

“Tenemos una tarea de ir al encuentro de la mujer, de entrar a los barrios, de trabajar con las redes e ir fortaleciendo el trabajo con todas las organizaciones para que cualquier hecho de acoso, o abuso, produzca una reacción muy efectiva por parte de la comunidad, y así se dejen de naturalizar estas situaciones”, manifestó Katopodis.