En el marco de la inauguración del Hospital Santa María, el ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Joaquín de la Torre, se mostró contento con la gestión que encara el intendente Jaime Méndez. Además, dio su visión acerca del resultado de las elecciones y afirmó que la gobernadora María Eugenia Vidal quedó atrapada en la coyuntura nacional.

“En las elecciones se respaldó la gestión y a la persona de Jaime, que con su equipo han trabajado muy bien, por eso en circunstancias muy adversas la gente los acompañó”, afirmó el ministro, aunque aclaró: “No sirve dormirse en los laureles”.

“Siempre entendimos que nuestra tarea era la de servir, por eso el trabajo no se termina con un hospital, sino que ahí empieza. Si uno tiene claro que el respaldo es una foto que tiene más que ver con el pasado que con el futuro, ahí si cuenta y puede continuar”, manifestó.

El ex intendente de San Miguel no escapó a la pregunta política y aseguró que María Eugenia Vidal “quedó atrapada en la coyuntura nacional”. “La elección estuvo basada en una situación económica que la gente no aguantó más”, afirmó.

En este sentido, el ministro expresó que el resultado hubiera sido otro si se desdoblaban las elecciones. “No lo creo, estoy seguro, pero hoy es contrafáctico decirlo”, lanzó. “Incluso le hubiera convenido al gobierno nacional, pero no pasó y de nada sirve llorar”, finalizó