Es el más alto entregado hasta el momento. “Desde nuestro primer día de gestión nos propusimos estar siempre cerca y tender la mano a los que necesitan, sobre todo en momentos difíciles como el que nos toca atravesar”, sostuvo el intendente, y recordó: “Ya dimos muchos pasos en ese sentido y hoy damos uno más, vamos a pagar este bono para llevarle tranquilidad durante los próximos y vamos a seguir apoyando y conteniendo a nuestra querida familia municipal”.

Los beneficiarios recibirán la primera entrega de 3 mil pesos con la liquidación de los haberes de septiembre; otra de 3 mil pesos junto con la liquidación de octubre; y una de 6 mil pesos conjuntamente con la liquidación de lo de noviembre.

Además, el jefe comunal contó que buscan encontrar un equilibrio entre el esfuerzo que hace el vecino de Vicente López con el pago de sus tasas y la necesidad de tener un empleado municipal comprometido, calificado y que pueda tener la tranquilidad de que en casa tiene lo que necesita para su familia, en relación al costo que tiene para las arcas municipales.

El anuncio se realizó en el marco de un desayuno con personal municipal, del que también participaron el secretario de Recursos Humanos, Sergio Szlapak; el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales del distrito, Victorio Pirillo; y del secretario general de ATE Zona Norte, Fabián Alessandrini.

“Con la lucha de los trabajadores y la buena predisposición del intendente Jorge Macri, todos los empleados municipales de Vicente López, sin distinción de categorías ni profesiones, van a cobrar los aumentos salariales pactados y los bonos adicionales a los salarios acordados hoy en reunión de trabajo con el Ejecutivo municipal y parte de su gabinete”, celebraron desde el gremio municipal.

Asimismo, desde ATE Zona Norte, ponderaron el bono que otorgó el Ejecutivo pero reclamaron la reapertura de paritarias para no perder poder adquisitivo. “Reconocemos la predisposición del Ejecutivo para paliar esta emergencia, pero nuestra organización reclama la necesidad imperiosa de reabrir las paritarias del sector dado que estaríamos quedando 20 puntos abajo de la inflación proyectada a fin de año afectando nuestros ingresos y principalmente a nuestros compañeros jubilados”, expresaron.