Casi un centenar de personas pertenecientes a organizaciones sociales, políticas y empresariales en conjunto con el Estado municipal y la Iglesia llevaron a cabo este sábado un relevamiento de comedores y merenderos de San Martín. La iniciativa se dio en el marco de la campaña “Comer bien” que impulsa el Movimiento Evita a nivel nacional.

Con el objetivo de visibilizar la situación crítica en Argentina y en particular en los barrios de San Martín, es que se realizó un relevamiento para obtener el número de merenderos y comedores comunitarios existentes. Con el aval de la UNSAM, la Cámara Empresaria de San Martín, la Iglesia y el Municipio, organizaciones sociales y polìticas le dieron impulso a una jornada que consistió en recorrer todos los barrios de San Martín. También se relevó la cantidad de personas que trabajan en cada uno de los espacios y el número de niños y niñas que asisten.

El responsable de CTEP local, Leonardo Rebolino, expresó: “Para nosotros es muy importante esta campaña porque nos permite visibilizar el conflicto que estamos viviendo en los barrios más humildes de nuestro país, que tiene que ver con la mal nutrición de nuestros pibes y pibas. Es muy importante mantener a la sociedad en general alerta en lo que para nosotros es el problema principal y prioritario”. Y agregó: “La base de cualquier proyecto es que nuestros pibes y pibas puedan comer primero para poder después pensar en lo demás”.

La actividad sucedió en la semana que los movimientos populares, con apoyo de diferentes sectores de la oposición, impulsan una sesión extraordinaria en el Congreso Nacional en donde se sancione la emergencia alimentaria.

Por su parte, el referente del Consejo de la Economía Popular, José Gazpio, dijo: “Es muy importante para nosotros participar de esta iniciativa, que ha reunido a una gran cantidad de sectores, para encarar lo que es el desafío, apelando a la solidaridad y el compromiso que nos caracteriza vamos a ir para adelante para paliar esta situación tan difícil y sobre todo discutir hacia adelante, en el cambio de gobierno como vamos a hacer para garantizar la alimentación de nuestro pueblo lo cual es una urgencia y responsabilidad muy grande”

Dando inicio a la jornada, participó también el intendente Gabriel Katopodis; el padre Mingo; el padre Pepe; y el presidente de la Cámara Empresaria de San Martín, Jorge Benedetti.

La jornada comenzó en la parroquia La Inmaculada, en José León Suárez, donde se llevó adelante una formación y capacitación para los y las voluntarias que irían a relevar los barrios.

El párroco del lugar, el padre Mingo, se refirió a la situación actual del país y dijo: “Estamos acá por el problema doloroso y grave del hambre en la Argentina en este momento de crisis, en el cual me uno a la Conferencia Episcopal Argentina a través de la Comisión de Pastoral Social que ha dirigido un documento importante al actual presidente Mauricio Macri, solicitando que se declare una emergencia alimentaria y nutricional, frente a la situación de desocupación que hay, la severa situación de pobreza e indigencia”.

“Quienes estamos acompañando los merenderos, comedores sabemos que cada día se multiplica el pan con la solidaridad y el servicio de quienes están ejerciendo esa vocación para servir a los más pobres, pero esto no es suficiente, sabemos que el Estado tiene que hacerse responsable de esta situación para valorar y promover la dignidad humana y uno de los valores fundamentales que es la alimentación”, finalizó.

De la actividad formaron parte, La Campora, el Frente Renovador, la Agrupación José Hernández, San Martín para Todos, La Dignidad, la CCC, el Frente Popular Darío Santillan, la Agrupación Encuentro Peronista, y Compromiso Padre Mugica, entre otras organizaciones.