A raíz de un dato aportado por el National Center for Missing and Exploited Children, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, y a través de la Policía Federal, investigó, ubicó y arrestó al involucrado, que había difundido pornografía infantil en reiteradas ocasiones. El hecho tuvo lugar en la localidad de San Miguel, provincia de Buenos Aires.

Siguiendo los lineamientos de esta cartera, los uniformados de la División Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la Policía Federal, fuerza comandada por Néstor Roncaglia, llevaron a cabo importantes tareas de inteligencia criminal.

Con lo recolectado durante el desarrollo de la misma, los policías lograron comprobar que desde la dirección IP investigada, se desprendían diferentes correos con contenido de explotación sexual infantil.

Es así que, bajo las órdenes del Juzgado de Garantías 1 de San Martín, a cargo del doctor Leandro Porto, se allanó el domicilio, ubicado sobre la calle Las Malvinas al 1400, localidad bonaerense de San Miguel.

Como resultado, se arrestó al pedófilo y se incautaron cuatro computadoras, un módem, tarjetas de memoria, un disco rígido, anotaciones y más elementos de interés para la causa.