Es la triple frontera de los barrios San Adolfo, San Luis y Arricuau, territorio hostil, violento y abandonado por el gobierno de Mario Ishii. Los vecinos están tapados de basura que ningún camión municipal recoge. La gente no puede más.

En la avenida Croacia esquina Santa Marta hay un pequeño centro comercial. A metros de los locales, focos infecciosos de meses, con aguas servidas y un peligro latente para chicos y grandes.
Los desperdicios también invaden las veredas, que, para varias, son de tierra.

“La lucha diaria para que no tiren basura, y para que la recojan”, dice Mariela, vecina del lugar en contacto con el Whatsapp de SMnoticias.

Sin obras de asfalto, sin limpieza, y con total desinterés social, Mario Ishii ganó las PASO. ¿Por qué habría de limpiar ahora, no?