Con humildad, el ex intendente de Morón no quiere hablar aún de transición, aunque ya evalúan un programa de gobierno con la participación de todos los referentes que hoy conforman un espacio de unidad en el distrito. “El Estado local no hizo más que profundizar los efectos negativos de las políticas públicas nacionales”, afirmó.

“Interpretamos en buena medida un descontento mayoritario en nuestra sociedad, con el rumbo actual de la propuesta macrista en sus tres instancias, nacional, provincial y local”, indicó el hombre de Unidad Ciudadana, quien es optimista en cuanto a aumentar el caudal de votos en Morón de cara a octubre.

“Nos proponemos tender puentes y generar diálogo con vecinos que tal vez este domingo no nos acompañaron, con la idea de hacerles conocer nuestra propuesta y escuchar sus críticas y valoraciones”, consideró el ex jefe comunal, en el convencimiento de que “la mayoría de los ciudadanos están atravesando un momento muy difícil”.
Ghi aseguró que tienen “equipo con solvencia técnica y experiencia de gestión”.

Al respecto del corte negativo que tuvo Ramiro Tagliaferro en Morón, con más de 3 mil votos menos que la boleta de la gobernadora María Eugenia Vidal, el politólogo consideró que “hay una lectura muy crítica sobre el rol del Estado local en el escenario actual, la que no hizo más que profundizar los efectos negativos de las políticas públicas nacionales”.
“Cuando a los vecinos les llegan las tarifas con precios siderales, el Municipio lejos de mitigarlo, sube las tasas en la misma proporción”, indicó, también con críticas a las políticas para con las 1150 pymes de Morón o los más de 10 mil comercios.

“Le compran a proveedores que no son de nuestra ciudad, no hay política impositiva preferencial, hay embargos e inhibiciones, cuando la situación es extremadamente angustiante”, manifestó el ex alcalde, quien le propone a los vecinos “no resignarse y superar juntos estas dificultades” en una coherencia programática con las propuestas de Alberto Fernández y Axel Kicillof.

El candidato a intendente calificó a las medidas de emergencia anunciadas por Mauricio Macri esta mañana como “erráticas y contradictorias con el programa económico que han implementado desde 2015, las que tienen que ver con la coyuntura electoral, y no con la convicción genuina del gobierno”.

Al respecto de posturas detractoras que mantuvieron desde Unidad Ciudadana en este tiempo de gestión municipal de Cambiemos, como el aeropuerto de El Palomar, Lucas Ghi sostuvo que “siempre planteamos que Morón debía cumplir un rol dentro del sistema aeroportuario metropolitano, por lo que creemos que ha sido una buena idea mal implementada, ya que podría haber sido un buen negocio para la ciudad, y terminó siéndolo para una o dos empresas”.
“Vamos a poner en revisión toda la documentación para ver si se ajusta a derecho, como también transparentar los informes técnicos, y llamar al debate”, dijo al respecto de la continuidad del aeropuerto comercial.

Sin intención de adelantar una transición de gobierno, Ghi afirma que ratificará cuestiones positivas de la actual administración, como el Polo Industrial Tecnológico Aeroportuario, “un capitulo que nosotros planteamos y que esta gestión, con buen tino, decidió sostenerlo y avanzar”.
Contrariamente, criticó que se “hayan relajado todos los mecanismos en materia de transparencia, y desdibujado todos los espacios de participación social”.

Finalmente, el eventual próximo intendente de Morón habló del desafío de sostener la unidad lograda en el marco del peronismo y progresismo local: “Me cabe una gran responsabilidad, como a todos los dirigentes de cada uno de los espacios, para que la experiencia no se agote en un instrumento electoral”.
“Veo madurez y responsabilidad, junto a voluntad y compromiso, porque enfrente tenemos un desafío importantísimo”, manifestó el hombre del sabbatellismo, y consideró que referentes del Partido Justicialista, Frente Renovador u organizaciones gremiales “pueden ser un aporte valiosísimo para nuestra gestión”.