Una jueza tomó la medida que complica los planes de expansión de las compañías de low cost para preservar la calidad de vida de los vecinos de la zona.

La jueza Martina Forns prohibió a las low cost continuar con sus vuelos en el aeropuerto de El Palomar entre las 23 y las 6 de la mañana para no afectar las horas de descanso de los vecinos de la zona. Tras el fallo, el gobierno anunció que apelará la medida.

La titular del juzgado federal en lo Civil y Comercial Federal de San Martín respondió de esta manera a un pedido que el funcionamiento de esa base aérea en horario nocturno debido a que molesta a los habitantes de ese distrito. La prohibición apunta a “preservar la salud de la población ubicada en los alrededores del aeropuerto de El Palomar, que a la fecha está siendo alterada en su descanso y el sueño nocturno”.

El planteo judicial fue presentado por vecinos perjudicados por los vuelos. Aseguran que desde el gobierno les habían prometido que el horario de actividad en el aeropuerto iba a ser de 6 a 21.

La medida cautelar fue comunicada al Ministerio de Transporte de la Nación, la Administración Nacional de Aviación Civil y a las empresas Flybondi y JetSmart, quienes cuentan con un plazo de 30 días para ejecutar la orden aunque adelantaron que apelarán la medida, señaló la agencia Noticias Argentinas.

A raíz de la resolución, la ANAC indicó en comunicado que “la decisión afecta a unos 6 mil pasajeros semanales que vuelan a destinos como Asunción, Bariloche, Córdoba, Iguazú, Mendoza, Neuquén, Salta y Tucumán, en dos compañías de bajo costo que operan desde El Palomar” y que “incluso pone en peligro sus planes de inversión y expansión, la llegada de nuevas aeronaves, la generación de nuevos empleos y la operación de nuevas rutas que ya le fueron otorgadas mediante audiencia pública”.

El organismo destacó que “el primer aeropuerto low cost del país opera, al igual que lo hace el resto de los aeropuertos del Argentina, sin restricciones horarias, y a partir de la decisión de la jueza, El Palomar se vería limitado a operar entre las 23 y las 6, viéndose afectados un total de 43 vuelos semanales que representan el 17 por ciento sobre el total de operación”.

La Administración Nacional de Aviación Civil aseguró que en su momento se presentaron los estudios de impacto ambiental correspondientes para que el emprendimiento funcione en ese punto del conurbano bonaerense.

El Palomar es el séptimo aeropuerto más importante del país, y el mes pasado volaron un total de 139 mil pasajeros, en su mejor marca desde que inició operaciones en febrero de 2018. A nivel país, en julio se superó por primera vez en la historia el millón y medio de pasajeros y el 20 por ciento lo hizo en aerolíneas de bajo costo.