En Santos Lugares, Jorge Álvarez, bajo el nombre de fantasía “Estudio de Arquitectura 3F” levantó una torre de 8 pisos, excepción mediante del gobierno de Hugo Curto. La obra estuvo clausurada durante varios meses porque, increíblemente, “no contaban con la aprobación de los planos de obra” por parte del Municipio. Hay temor por la mala calidad constructiva.

El edificio se ubica en la esquina de Bordabehere y Anchordoqui, frente a la estación Fernández Moreno de la línea de trenes Urquiza, en Santos Lugares. Llamaba la atención por su particular estilo, algo embrionario, pero ahora genera preocupación por tratarse de una obra del mismo arquitecto responsable del edificio que colapsó esta mañana en Sáenz Peña.

Son 27 departamentos en 8 pisos, con SUM, parrilla, horno de barro y laundry en el último nivel. La fecha de entrega se estimaba para mayo de este año, pero por la clausura que estableció en su momento la administración municipal de Diego Valenzuela, los plazos se extendieron.

Hoy, la decisión de la Comuna fue suspender al profesional responsable y actuante en la obra de Sáenz Peña, Jorge Luis Álvarez, e inspeccionar de manera preventiva todas las obras que desarrolló. Desde el gobierno local aclaran que el control de la calidad constructiva es total responsabilidad del arquitecto, no obstante, dada la negligencia del mismo, analizarán una a una las construcciones para constatar que se ajusten a lo aprobado.