Nuevamente ladrones robaron en un edificio del centro de San Martín. A plana luz del día, rompieron el blindex e ingresaron a tres departamentos donde sustrajeron objetos y dinero.

Fue a una cuadra del último robo que tuvo las mismas características. En esta oportunidad pudieron hacerse de un botín en apenas 15 minutos.

El accionar tiene inteligencia previa: Sabían en qué departamentos no estaban sus ocupantes a esa hora. Previamente tocaron los timbres para constatarlo.

Forzaron la cerradura del edificio de Matheu al 3800, mismo accionar que tuvieron, tras subir por las escaleras, en dos departamentos del cuatro piso. Al intentar acceder a una tercera unidad, una alarma provocó la huida, ya con sus mochilas cargadas de objetos sustraídos.

Según las ímagenes de video, los delincuentes tuvieron complicaciones para salir del edificio, ya que debieron esperar varios minutos que saliera alguno de los vecinos para abrir la puerta.