Se trata de familiares directos de dos de los tres precandidatos a intendente de Consenso Federal que competirán en las PASO, Osvaldo Marasco y Roberto Altarrui, los que cobran, sin presencia ni funciones, sueldos cercanos a los 50 mil pesos en el Municipio que encabeza el kirchnerista Alberto Descalzo. Marasco fue acusado de “entregar” al Frente para la Victoria la elección local en 2015 cuando encabezó la lista de Cambiemos.

Lo que era vox populi, se confirma. La relación entre el referente ‘opositor’ Osvaldo Marasco y el intendente Alberto Descalzo va más allá de la convivencia política: Su sobrino aparece como director general en una nómina de empleados de planta transitoria en el Municipio de Ituzaingó.
Según legajo 6151, Sergio Adrián Marasco es empleado de la Secretaría de Gobierno, y cobraría un abultado salario cercano a los 50 mil pesos.

Este medio consultó acerca de las funciones de Marasco, quien tiene una importante categoría dentro del Municipio, pero no obtuvo respuestas.

Osvaldo Marasco quedó envuelto en una polémica en 2015 cuando se lo acusó de ser un “candidato fantasma” del descalzismo. Previo a las elecciones generales llamó abiertamente a cortar boleta en contra de María Eugenia Vidal, y según deslizan, el mismo día de la elección habría “vaciado” las escuelas de fiscales para que no se convaliden votos de Cambiemos en el distrito.

La situación irregular se repite con el hijo de otro de los candidatos de Consenso Federal, Roberto Altarrui, actual concejal. Nicolás Altarrui Muschera también figura en planta transitoria de la Comuna, con un importante salario, sin que se le conozca responsabilidad alguna en el esquema de gobierno.

Otra de las listas de Roberto Lavagna en el distrito que irá a las PASO la encabeza Sergio Crego. Entre la nómina de precandidatos a concejales de la línea interna aparecen también empleados municipales, como Noelia Gilmour, quien se desempeña en el área de Cultura.

No es la primera vez que Ituzaingó es noticia por cuestiones relacionadas a nombramientos escandalosos y presuntamente irregulares. En 2003, el intendente Alberto Descalzo fue denunciado por contratar a su esposa, su hijo, su nuera, su suegra y su madre. Esa situación no cambió, si no que se acrecentó ya que Marta Pérez, esposa del alcalde, es directora ejecutiva del Consejo de Mujeres por la igualdad de género; Pablo Descalzo, su hijo, es Jefe de Gabinete; Juan Cruz Descalzo, su otro hijo, es director de Fortalecimiento; Emiliano Descalzo, también hijo del mandatario, es planta permanente de ARBA; Melina Denis, su nuera, coordinadora del programa Envión; y Juan M. Álvarez Luna, su yerno, es secretario de Servicios Públicos. Lo primero es la familia.