Pedro Andrés Curto Maciel, de 19 años, resultó gravemente herido tras ser atacado a balazos por dos ladrones que intentaron robarle la moto. Al no poder alcanzarlo, le dispararon tres veces, hiriéndolo gravemente. Recibió dos disparos en su pierna derecha y uno en el tórax, que le compromete el hígado, el diafragma y el estómago.

El joven iba a bordo de una moto Rouser y luego de escapar de los delincuentes, llegó a un puesto de Gendarmería Nacional herido de gravedad. Allí llegó a contar lo que le pasó y fue trasladado de urgencia al hospital Eva Perón del partido de Merlo.

En las últimas horas fue operado por un sangrado en el hígado y continuaba internado en el nosocomio.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió cerca de las 20 del domingo pasado, cuando el joven iba en su moto por avenida Rivadavia entre Iriarte y Ventura Alegre, en Ituzaingó.

Priscila, hermana del asaltado, explicó en Facebook cómo se recupera Pedro tras el robo: “Lo operaron de urgencia por el sangrado en el hígado. Se logró saturar y pudieron cerrar la herida. Sigue con riesgo de muerte, inestable y con lesiones en otros órganos”.

Agregó que “los médicos están haciendo todo lo posible” y les dijeron a los familiares que Pedro “está vivo porque es joven y por su estado físico”.