El hecho ocurrió en el partido de Merlo. La víctima tenía 13 años. Investigan denuncias previas y casos anteriores de abusos.

Una nena de 13 años se quitó la vida frente a sus primos de 8 y 3 años en una casa de la localidad bonaerense de Mariano Acosta, en el partido de Merlo. El caso se volvió más trágico cuando los resultados de la autopsia revelaron que la menor había sido abusada y tenía dos meses de embarazo.

Ante esto, las autoridades policiales decidieron concentrar gran parte de la investigación en dos de las cartas que habrían sido redactadas por la pequeña, donde contó que había sido abusada por un familiar.

Según informó Crónica, uno de los textos fue hallado en su habitación y el otro se lo había entregado a una compañera de la escuela a quien le había confesado los maltratos que sufría en el hogar.

El trágico episodio ocurrió en una vivienda ubicada en 24 de Noviembre al 1100, entre Jorge Newbery y Trelles. Allí, la nena se ahorcó frente a sus primos, mientras su madre tomaba mate en el patio.

Fuentes policiales aseguraron que un albañil de 33 años, familiar de la pequeña, había sido aprendido pero había sido liberado algunas horas después.

“Su tío la violaba, y su madre era cómplice. Ya existían denuncias previas y nadie hizo nada”, afirmó una vecina del barrio. “La molían a palos. La madre la hizo dejar la escuela y la obligaba a ocuparse de sus hermanos y lavar la ropa. Si se demoraba le pegaban hasta con un palo”, agregó.

“La nena era una esclava de la madre. Ella nunca quiso a ninguno de sus hijos y tuvieron varias denuncias por parte de vecinos y allegados, producto de lo que ocurría en la vivienda. Aparentemente también abusó de sus hermanas. Dos de las nenas dijeron que las tocó. Los vecinos no queremos que vuelvan a vivir acá, hay muchas criaturas en el barrio”, aseguró la mujer.

Asimismo, otros vecinos del barrio apuntaron contra las ex parejas de la madre, quienes al parecer también habían sometido a la menor.

La investigación es llevada a cabo por la Unidad Funcional de Instrucción 7 de Morón, junto al equipo interdisciplinario de la Comisaría de la Mujer.