Quienes viven en la Ciudad de Buenos Aires suelen necesitar algunos días de descanso que permitan despejarse de la grandes multitudes. Para ello, las escapadas de fin de semana pueden ser una gran opción, ya que permiten recargar energías para volver a la rutina. Lo cierto es que no conviene visitar destinos muy lejanos, ya que se perdería mucho tiempo en traslados. Sin embargo, la provincia de Buenos Aires posee lugares muy hermosos ubicados a muy pocos kilómetros de la gran ciudad. A continuación, presentamos 5 destinos cercanos ideales para hacer una escapada en familia o de a dos.

San Pedro

A 160 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, se ubica la ciudad de San Pedro, que tiene sus orillas en el Río Paraná. Quienes lo visitan pueden disfrutar de hermosos atardeceres en las barrancas, y acceder a diferentes paseos en lancha. Sus opciones gastronómicas son muy variadas, y durante todo el año se desarrollan diferentes festividades, tales como la Fiesta de las Colectividades y el Festival de Música Country.

Campana

Campana se ubica al nordeste de la provincia, a 75 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. El centro de esta localidad presenta un circuito histórico muy atractivo para recorrer, en el cual se destaca la majestuosa Catedral Santa Florentina. Además, quienes lo visitan tienen la posibilidad de conocer diversas locaciones de gran valor cultural, como la Estación Ferroviaria, la Aduana y el Barrio Inglés.

Quienes disfrutan del ecoturismo, pueden visitar la Reserva Natural Otamendi, donde se conservan diversos ambientes naturales, y donde se realizan paseos con vistas panorámicas increíbles y avistajes de aves nativas. En cuanto al alojamiento, Campana presenta diferentes alternativas, entre las que se destaca el hotel Sofitel Cardales ya que cuenta con los mejores servicios.

Tigre

Ubicado en el norte del Gran Buenos Aires, Tigre ofrece una grata experiencia para una escapada de fin de semana. El contacto con la naturaleza es uno de sus atractivos claves, así como también su oferta cultural y gastronómica. Desde su estación fluvial suelen partir lanchas hacia diversas islas, donde pueden alquilarse cabañas para pasar el día o el fin de semana completo.

Suipacha

Se trata de una pequeña y pintoresca ciudad, ubicada a 126 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. Posee una gran tradición de producción lechera, que se remonta a 1915 cuando los vascos ocuparon sus zonas rurales. Por este motivo, su clave gastronómica se centra en la Ruta del Queso, ofreciendo paseos por diferentes fábricas, entre la que se destaca la reconocida “Suipachense”. Para quienes desean quedarse a pasar la noche, se ofrecen diversas alternativas como hoteles, cabañas y casas de campo.

Uribelarrea

Se trata de un pueblo ubicado en el partido de Cañuelas, ideal para realizar un tour gastronómico. Allí se ubican diferentes restaurantes de campo, en los que se puede degustar manjares como pastas, picadas y carnes. Los lugares más atractivos para recorrer son su casco histórico, y los viñedos y bodega Uribelarrea, en la Finca Don Atilio.