“Los vecinos de San Martin vivimos con olor a cloacas”, señala Soledad en contacto con las redes de SMnoticias. La mujer denuncia que desde varios piletones industriales hay permanentes emanaciones que hacen irrespirable el aire en las cuadras adyacentes. También asegura que el barrio se volvió peligroso.

“Es la parte de atrás de Bonafide”, sobre la intersección de 1 de agosto y Vicente López, en Villa Zapiola, localidad de Villa Ballester, indica.

La vecina denuncia que a los malos olores se le suma la inseguridad latente del barrio, y la falta de limpieza en la zona. “Es terrible vivir así, lo vemos al salir, por las ventanas escuchamos los gritos, las peleas y los robos”. “Hace dos años hablamos en cada reunión con el intendente y no hay mejoras”, agrega la mujer.