Docentes, trabajadores de la educación y vecinos se concentraron en la Municipalidad exigiendo regularizar la situación de más de 20 establecimientos educativos. Desde los gremios informaron que son más de 5 mil chicos afectados y que “es inhumano dar clases en estas condiciones”.

Docentes, trabajadores de la educación y vecinos se concentraron en la Plaza de los Inmigrantes para marchar sobre avenida Maipú hasta la Municipalidad de Vicente López exigiendo obras para las escuelas que hoy están sin gas.

La trabajadora de la educación en la Escuela 1, María Celeste Valentinetti, manifestó que “lamentablemente se están sumando cada día más escuelas al corte de gas”, y que “van casi cincuenta en total”. “No tenemos expectativas de recuperar el servicio al corto plazo en muchos de los edificios porque fue la empresa prestadora la que lo cortó. Lamentablemente ni el Consejo Escolar ni el Municipio están haciendo algo para recuperar el gas en los colegios”, agregó.

En ese sentido la dirigente de ATE Zona Norte agregó que “las obras no existen, solo pusieron estufas de yeso de muy mala calidad donde una vela calienta más”, y aclaró que “por si fuera poco, cuando se conectaron en la Escuela 1 no resistió la térmica”. “Es sorprendente ver como en algunas escuelas pusieron estufas nuevas pero no tienen habilitado el servicio de gas. Algunas obras empezaron pero se dan cuenta que hay más pérdidas así que todo se atrasa cada día más”, manifestó.

“Desde la Jefatura Distrital bajaron la línea de hacer un ingreso tardío para evitar los fuertes fríos de la mañana pero los directores que se acoplen a esta medida son castigados. De todas maneras en las escuelas no se resiste el frío de la primera y última hora, sentenció Valentinetti. Además informó que “la comida del Servicio Alimentario Escolar está toda fría o se va calentando en microonda horas y horas, o en pava caliente con un poco de agua”.

Por su parte, la titular de SUTEBA en Vicente López, Clara Gómez, señaló que “este fin de semana se realizaron trabajos en un par de colegios pero no llegaron a habilitar el servicio de gas”. “Seguimos en la misma situación que venimos denunciando desde principio de año”, exclamó.

“Hay escuelas que redujeron su jornada laboral mientras otras directamente no dictaron clases por que ninguna de sus aulas tiene calefacción. Nosotros como gremio estamos acompañando a la comunidad porque se están vulnerando derechos básicos como el de la educación y la salud”, advirtió.

Consultada por enseñar y aprender en esta situación, la dirigente explicó: “Es inhumano dar clases así. El frío es insoportable, no se puede aprender nada de esa forma. Haber llevado la frazada no fue un acto político por parte de los chicos, era por el frío que tenían en el aula”.

Por último expresó: “Tenemos la misma cantidad de escuelas sin gas que las que cortaron en agosto del 2018. Algunas cortadas por las empresas prestadoras y otras porque no pasaron las pruebas de hermeticidad. Esta negligencia deja al descubierto que nunca hubo un plan integral para solucionar las cosas antes de la llegada del invierno ni un verdadero plan de obras. A fines de junio no habían ido a revisar las estufas, cuando fueron vieron que no estaban en condiciones y tuvieron que cerrar el servicio. Hoy hay más de 20 escuelas sin gas y una matrícula de 5 mil estudiantes afectados”.