“Somos varios los vecinos que sufrimos sus robos, se manejan pidiendo comida por las casas y de paso fichan todo”, comenta al Whatsapp de SMnoticias Mónica, vecina de O’Higgins entre Del Arca y Alvarado, en José León Suárez.

A dos cuadras de la comisaría cuarta de San Martín, la delincuencia hace sus fechorías, como estos rastreros que con una mujer de campana ingresaron al patio de una casa para llevarse elementos de un jardín.

Quedaron escrachados por las cámaras y sus rostros son perfectamente identificables, no obstante, la vecina ya no confía ni en la Policía ni en la Justicia, por lo que optan por difundir las imágenes para alertar al barrio y omitir la denuncia policial. “Nos pasó muchas veces, pero no hacen nada”, indica la mujer, resignada de que todo lo expuesto en cada asalto se archive a los pocos días.