El Museo de la Inmigración perteneciente a la Dirección Nacional de Migraciones se presentó el jueves 6 de junio en el centro de excelencia para adultos mayores ubicado en la calle Gaspar Campos 2975 en la localidad de San Miguel. El Centro Hirsch fue fundado hace más de 70 años por la Asociación Filantrópica Argentina Israelita, siendo este un hogar en el sentido amplio, albergando adultos mayores emigrados de Europa durante la segunda guerra mundial.

Allí el personal especializado del Museo de la inmigración -ex Hotel de Inmigrantes- se presentó con su muestra itinerante llamada “El Museo de la Inmigración, un encuentro con nuestros abuelos” que de manera metodológica realizaron un recorrido histórico inmigratorio dividido en tres períodos, para ello se emplearon diferentes materiales interactivos como banners fotográficos, mapas, videos y gigantografías que ayudan a comprender el relato histórico en nuestro país.

La primera etapa comienza a partir de los años 1810-1880, en donde se destaca el primer decreto de inmigración sancionado el día 4 de Septiembre de 1812 por el primer Triunvirato hasta la promulgación de la Ley de Inmigración y Colonización sancionada en el año 1876, ley fundamental en la historia de la inmigración en Argentina por su impronta aperturista y su apuesta a un proyecto productivo para la conformación de un Estado moderno.

La segunda etapa data del año 1880-1950 y cuenta la llegada del mayor flujo de inmigrantes por vía ultramar a la Argentina haciendo énfasis en las funciones que el Complejo Hotel de Inmigrantes le brindaba al inmigrante.

El tercer periodo abarca el año 1950 hasta la actualidad de manera que la Nueva Ley Argentina de Migraciones deroga la ley de la dictadura militar, consensuada por diferentes actores sociales en la problemática ambiciosa apunta formular una nueva política demográfica nacional, a fortalecer el tejido sociocultural del país y a promover la integración socio laboral de los inmigrantes de manera que consolida su proyección integradora con el Mercosur como herramienta y campo de acción reconoce que el derecho a migrar es esencial e inalienable para la persona y la República Argentina lo garantiza sobre la base de principios de igualdad y universalidad.

De esta manera la muestra logra buscar interés en el conocimiento de la historia de la migraciones en nuestro país y así fomentar valores como el respeto por la multiculturalidad la tolerancia y el diálogo.

Además los abuelos pudieron consultar la base de datos de arribos de inmigrantes al Puerto de Buenos Aires creada por el Centro de Estudios Migratorios Latinoamerica que data desde el año 1882 a 1952, obteniendo de esa manera el certificado donde figura el día, mes, año y barco en el que llegaron al territorio argentino.