Finalizadas las obras de desagües pluviales y cloacas, ahora el Municipio encara la construcción de 1300 metros cuadrados de pavimentos. Más de dos mil vecinos se beneficiarán con estas mejoras urbanísticas.

El Municipio de San Isidro avanza con importantes mejoras urbanísticas en el barrio San Cayetano de la localidad de Beccar. Finalizadas las obras de desagües pluviales y cloacas, ahora encara la construcción de 1300 metros cuadrados de pavimento y nuevas veredas.

“Los asfaltos nuevos beneficiarán a más de 300 vecinos. Pero el total de los trabajos, incluyendo las obras hidráulicas ya terminadas, alcanzan a más de dos mil personas del barrio”, dimensionó Bernardo Landívar, secretario de Obras Públicas.

Los pavimentos de hormigón abarcan unos 1300 metros cuadrados. Ya tiene nuevo asfalto Hudson, entre Padre Acevedo y Manuela García. Mientras tanto, trabajos similares avanzan sobre Padre Acevedo entre avenida Sucre y Hudson.

Ya finalizó el tendido de la red cloacal en Padre Acevedo, entre avenida Sucre y Hudson y en Lynch, entre Manuela García y el pasaje existente, donde también se ejecutó el tendido de la red pluvial.

“Las nuevas cloacas tienen una extensión de 400 metros lineales y permiten la conexión a este servicio esencial de 88 viviendas”, destacó Landívar.

Los nuevos desagües, por su parte, permitirán evacuar de forma rápida los excedentes pluviales evitando anegamientos y evitando la presencia de líquidos en superficie.

Los trabajos son financiados por el gobierno de la provincia de Buenos Aires.