La muerte de un camionero aplastado generó conmoción en Morón. Hubo confusión al respecto de si trataba de un ladrón, ya que la víctima portaba un arma de fuego, pero luego se confirmó que era el propio chofer quien murió aprisionado entre el camión y la pared.

La víctima fatal se disponía a estacionar su rodado de gran porte en el estacionamiento del Frigorífico Morón, conocido como Ganadera San Roque, cuando murió aplastado por el mismo vehículo, luego de una mala maniobra.

El hecho se produjo el 10 de marzo, pero se viralizó en las últimas horas, con la difusión en grupos de WhatsApp de las fotos del hecho. En un principio se indicó que se trataba de un delincuente que intentó robarle a un camionero y éste lo aplastó contra la pared. Incluso circula un audio burlándose de la situación, pero no fue real.

El hombre, identificado como Walter Giorgini, oriundo del partido de Roque Pérez, se disponía a colocar un taco en las ruedas traseras para inmovilizar el camión que transportaba ganado bovino.

Sin embargo, el camión se desplazó hacia atrás y embistió y aplastó a Giorgini con el acoplado jaula contra la pared de ingreso al lugar, por lo que se produjo de inmediato su deceso antes de poder ser auxiliado.

Al lugar arribaron Bomberos Voluntarios de Morón y una ambulancia del SAME, pero el chofer ya había fallecido. Bajo sus pies se halló un arma de fuego que portaba el camionero, indicaron fuentes, por seguridad.