En la última sesión del Concejo Deliberante de San Isidro, se aprobó por unanimidad el proyecto del Frente Renovador que modificará las escalas de la Tasa de Comercio e Industria para tener un sistema tributario local más justo y progresivo.

“Los comercios están sufriendo la crisis económica y somos testigos de cómo cada vez son más los negocios que cierran sus persianas en San Isidro. A partir de ahora, si los comercios bajan sus ingresos algunos meses del año, pagarán un 10%, 20% o 30% menos de tasa, según su facturación”, afirmó el presidente del bloque del Frente Renovador, Gonzalo Beccar Varela.

“Es muy importante que todos los bloques estemos de acuerdo en que la inflación, la alta carga impositiva, la caída de la ventas y de la actividad económica están golpeando a los comercios y las pequeñas y medianas empresas. En San Isidro coincidimos todos en que esta nueva tasa ayudará a los comerciantes a sobrellevar de mejor manera esta crisis”, agregó el concejal Juan Medina.

Hace dos semanas, el Frente Renovador inició una campaña en las calles y en las redes sociales para difundir el proyecto de ordenanza que se aprobó hoy y que beneficiará a 8800 pequeños y medianos comercios de San Isidro.