Sucedió ayer por la mañana en el supermercado Día de la calle Pacifico Rodríguez, a una cuadra de Márquez, en San Martín.

El delincuente, a punta de pistola, se hizo del cambio de una de las cajas, apenas un puñado de billetes.

Según la secuencia, el ladrón habla con una de las empleadas antes de ir a la caja donde cometerá el ilícito. Trasciende que le pidió la plata de la caja chica.

Posteriormente, expone el arma de fuego a un empleado del super, el que sin alarmarse, quizás resignado por la reiterada situación, le entrega el dinero billete por billete.