El secretario general del Sindicato Unido de Trabajadores Municipales de Tres de Febrero, Raúl Bazán, habló de la notable pérdida del poder adquisitivo del empleado público del distrito con salarios que no llegan a los 10 mil pesos. Además, habló de maltratos por parte de delegados del gremio que encabeza Oscar Ruggiero.

“Es una barbaridad la pérdida del poder adquisitivo de los compañeros municipales”, sostuvo el dirigente, “con un sueldo básico que no llega a los 9800 pesos, con salarios por debajo del nivel de indigencia”.

“Este último año, del 45% de inflación, hubo solo 22% de aumento”, reclamó Bazán, y dijo que, tomando cifras de marzo a febrero, “desde el inicio de la gestión, con un 117% de inflación, los municipales apenas hemos tenido un 69% de incremento”. “En tres años, los trabajadores perdieron más de la mitad de su salario”.

Según el hombre de SUTRAM, “no hay un trabajador municipal que no tenga otra changa, porque con un sueldo no te alcanza ni siquiera para la comida”.

Asimismo, calificó de “aberrante” y “canallada” la usura del Sindicato de Trabajadores Municipales que encabeza Oscar Ruggiero, quien otorga créditos a tasas exorbitantes. “Quien supuestamente está para lograr beneficios y hacer cumplir la Ley de Empleo Municipal, termina viviendo a costas del trabajador que debe representar”.

En relación al gremio de la calle Sabattini, Raúl Bazán denunció maltrato a trabajadores por parte de “delegados de la vieja estructura municipal, puestos a dedo como jefes, en concordancia con el Departamento Ejecutivo”.

“Hay complicidad y sociedad entre el gobierno de Diego Valenzuela y la estructura sindical de Ruggiero, que nos deja sin paritarias, ni convenio colectivo de trabajo, herramientas y derechos de los trabajadores que no se cumplen”, finalizó.