Los padres de los nenes del jardín del barrio Mirador de Altube reclaman al Municipio por la falta de obras en el entorno del edificio que también alberga a la Escuela 18. No hay veredas, y las calles presentan profundos pozos donde incluso puede caer un menor. Deben caminar esquivando camiones ante el peligro de que ocurra una tragedia.

La calle Las Tres Marías se convierte en los días de clases en un peregrinar de familias. Sin veredas, con zanjas rebalsadas y el pésimo estado del asfalto electoral, que dura los meses necesarios para la campaña y se deshace, la tensión porque pueda ocurrir un accidente es diaria.

“Ya presentamos notas a Obras del Municipio, y hace más de un año esperamos respuesta”, comenta una vecina en contacto con el Whatsapp de SMnoticias. En las imágenes que expone, se ve un importante pozo donde entra el pie de un nene, o lo cerca que pasan los camiones de las familias que van a la escuela.

Más grafica es una foto de Google, en la que se ve con claridad la cantidad de escolares caminando por la calle esquivando camiones que no detienen su marcha ante su paso.