Un joven de 33 años fue asesinado de un disparo en la cabeza esta madrugada en Muñiz, luego de que volviera con unos amigos de un bar de San Miguel. La Policía no descarta un ajuste de cuentas.

El joven volvía de un bar con unos amigos cuando fue abordado por un hombre que bajó de un automóvil y le disparó en la cabeza en la intersección de las calles D’elía y Azcuénaga.

Si bien también se habla de un intento de robo, el muchacho tenía todas sus pertenencias encima luego de que ocurriera el hecho, con lo cual los investigadores no descartan un posible ajuste de cuentas.