La diputada de Cambiemos envió un mensaje irónico para el juez Ramos Padilla y el kirchnerismo, y rápidamente el dirigente massista la cuestionó duramente.

Luego de que el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, expusiera ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados de la Nación sobre los detalles de la causa que lleva adelante, la diputada oficialista Elisa Carrió envió un mensaje irónico hacia el magistrado y el kirchnerismo. Por su parte, el legislador provincial massista le respondió con severas críticas sobre su rol institucional.

Mientras avanza la investigación de una supuesta red de espionaje ilegal que incluye al abogado trucho Marcelo D’Alessio, y en la que también hay una acusación de extorsión al fiscal de los cuadernos de las coimas, Carlos Stornelli, “Lilita” realiza intentos para deslegitimar dicho proceso y apuntar contra la oposición.

En ese aspecto, la diputada de Cambiemos lanzó: “Ramos Padilla y el Frente para la Victoria me quieren ver presa. Tengo el pijama listo”. El mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter generó polémica y minutos después tiró otro: “Con el pijama listo”.

Entonces, el senador provincial Sebastián Galmarini también utilizó la plataforma virtual para cargar contra la legisladora y expresó que “no suena muy gracioso que una diputada, fundadora de Cambiemos y parte del gobierno de Mauricio Macri, haga chistes con investigaciones judiciales”.

Luego profundizó y afirmó que “menos con la gravedad de la situación política y económica por la que atraviesan los argentinos”, y sentenció: “Se llama apretar”.