Durante la infancia, los juegos y juguetes con los que tienen contacto los niños son muy importantes para su desarrollo tanto cognitivo como emocional. Además de entretenerlos por largas horas, los más pequeños aprenden muchas cosas con ellos. Por eso, es muy importante elegir los más adecuados para cada edad, ya que cada etapa de evolución del niño requiere de herramientas diferentes. A continuación, presentamos cuáles son los juguetes más apropiados para sus primeros años de vida.

De 0 a 6 meses

Los bebés de 0 a 6 meses se encuentran en una etapa de descubrimiento del mundo a través de los sentidos. Es por eso que debemos ofrecerles juguetes que llamen su atención a través de la vista, el tacto y el oído, como los móviles musicales y los sonajeros. A partir de los 4 meses los niños comienzan a agarrar objetos, por lo que algunos juguetes blandos que puedan morder, serán la opción ideal. Los juguetes para esta etapa del desarrollo del niño suelen ser caros, pero a la vez indispensables. Es por eso que una buena idea es anticiparse a estos gastos durante los meses del embarazo, aprovechando ofertas en el Hot Sale o en otras fechas de descuentos online.

De 6 a 12 meses

A esta edad, los niños aprenden a sentarse y también a dar sus primeros pasos. En este momento, los juguetes más atractivos y estimulantes son los bloques para construir, de diferentes tamaños y colores, los juguetes que tengan botones con sonido, las pelotas y los osos de peluche, entre otros. En esta etapa hay que tener en cuenta que, en general, los niños juegan en solitario, recién llegando al primer año de vida interactúan más con otros bebés.

De 12 a 18 meses

En este momento, los pequeños ya cuentan con una motricidad fina mucho más desarrollada y además tienen músculos más fuertes. Es por eso que los juguetes más adecuados serán aquellos con botones y palancas, juegos de encastre, libros de tela, lápices de colores, etc. Por otra parte, para mejorar su capacidad motora, pueden usar andadores y juguetes de arrastre.

De 18 a 24 meses

Entre los 18 y los 24 meses, los niños ya dicen sus primeras palabras y son capaces de armar rompecabezas simples. Los juguetes más adecuados serán por ejemplo muñecos, triciclos sin pedales, y todos aquellos juguetes aptos para el agua.

De 2 a 3 años

Aquí, los pequeños comienzan a desarrollar el sentido de equilibrio y a mejorar la destreza manual. A los dos años, la mayoría de los niños puede patear una pelota, dibujar garabatos con un crayón y armar una torre de cuatro o más bloques de altura. Los juegos que les parecerán más interesantes son los de construcción, de modelado con plastilina, de dibujo y pintura, y de música.

De 3 a 6 años

A esta edad la imaginación se apodera de la mente de los niños. Por eso, se recomienda ofrecerles en esta etapa juguetes que imiten objetos de la vida cotidiana para que puedan desarrollar el juego simbólico. Los disfraces, las casitas de juguete, los juegos de mesa y los juegos de ciencia, entre otros, serán ideales para fomentar esta nueva faceta.