El Comando de Operaciones de Emergencias Municipales puso en marcha una red de seguridad junto a personal de Defensa Civil, Servicios Públicos y otras áreas afines para asistir a los vecinos y actuar en caso de cualquier eventualidad. No hubo evacuados y la situación permaneció bajo control.

El Municipio de Tigre llevó adelante un operativo de control ante la sudestada. Tras el alerta emitido por el Servicio de Hidrografía Naval que pronosticó para la madrugada de este martes 12 de febrero una crecida del río de 3,40 metros, el Comando de Operaciones de Emergencia Municipales reunió a Defensa Civil, Servicios Públicos, Centro de Operaciones Tigre, Promoción Social y otras áreas afines, a lo largo de toda la zona costera del distrito, para prevenir posibles eventualidades de emergencias. El pico de altura llegó a los 2,95 metros.

“Afortunadamente no tuvimos vecinos evacuados. El intendente Julio Zamora nos pidió poner en funcionamiento el Comando de Operaciones de Emergencias Municipales para trabajar en la prevención. La red desplegada dio un resultado positivo y solo tuvimos que cortar el tránsito en las zonas anegadas, para mantener la seguridad”, destacó el secretario de Protección Ciudadana, Eduardo Feijoo.

El Municipio instaló una posta que se ubicó en la zona estratégica del Puente Sacrirte para, a partir de allí, monitorear localidades como Tigre Centro, Rincón de Milberg y Dique Luján, para dar solución ante cualquier emergencia que pueda presentarse.

Frente a dicha situación es importante tener en cuenta, evitar sacar la basura; no circular por calles ni zonas anegadas y no acercarse a postes ni cables caídos.