Una mujer de 70 años se comunicó al 911 por un conflicto familiar. Al arribo de los efectivos, dio cuenta que su hijo poseía cinco plantas de marihuana de casi dos metros de altura en el patio trasero de su casa.

Ocurrió en una casa de la calle Penna al 500, en Pilar. La discusión familiar terminó con la denuncia por parte de la madre sobre su hijo de 43 años por poseer varias plantas de marihuana en su propiedad.

Los efectivos ingresan por pedido de la denunciante y constataron que en el patio trasero había cinco plantas de marihuana de entre 1,50 metros y los 2,00 metros de altura.

La denunciante entregó las plantaciones en presencia de un testigo. Interviene la Unidad Funcional de Instrucción de Drogas Ilícitas de Pilar a cargo del doctor Luis Angelini.