Más de 200 personas lograron bajar de peso gracias a los talleres gratuitos de nutrición del Municipio. Celebraron a lo grande en el Hospital Central.

La música de la película de Rocky glorifica las fotos del antes y el después de pacientes que, con esfuerzo y disciplina, lograron bajar o mantener su peso. En el Aula Magna del Hospital Central de San Isidro se respira un clima de fiesta porque el objetivo fue cumplido. Y eso tiene premio, por eso, distinguen a más de 200 personas que a lo largo del año participan del Programa de Alimentación Saludable que brinda el Municipio de San Isidro.

“Los premios tienen diferentes categorías. Para los que lograron bajar un 5 por ciento de peso; un 10 por ciento; y los que mantuvieron el descenso de peso de años atrás, algo que no es tarea fácil. A esta gran fiesta la llamamos Plenario de Nutrición”, explica la nutricionista María Victoria Azpiazu.

Y agrega: “Los pacientes asisten a nuestra red de consultorios externos de nutrición que funcionan en los diferentes Centros de Atención Primaria de la Salud en todas las localidades y en los hospitales”.

Feliz por descender 6 kilos, Isabel Rosetti, de 58, remata: “Lo fundamental es convertir en hábito lo que te enseñan acá. Ese es el camino”.

Programa Alimentación Saludable

El Programa de Alimentación Saludable del Municipio, a cargo de nutricionistas, tiene un total de 10 mil beneficiarios en todo el distrito. Durante el año, dan talleres y brindan asesoramiento en escuelas, en colonias, en Puerto Libre, en los Centros de Atención Primaria de Salud y atienden en los consultorios externos.