El gobierno de Morón realizó una revisión médica preventiva a todos los menores inscriptos. Además el SAME destinó ambulancias que atenderán de manera exclusiva las siete sedes donde se realizan actividades de verano.

El gobierno de Morón dispuso un operativo especial para proteger la salud de los asistentes a las colonias de vacaciones. Se trata de unos 5 mil chicos de entre cinco y 18 años, que concurren desde el 2 de enero a algunas de las siete sedes distribuidas en el distrito.

En primer lugar, los niños inscriptos menores de 13 años -cerca de 3 mil-fueron citados en diversas sedes cercanas a su domicilio -centros de salud, clubes y UGC- para la realización de controles preventivos. Fueron atendidos por médicos, odontólogos y enfermeros del Municipio, que tomaron sus datos, revisaron si tenían sus vacunas al día, realizaron chequeos sanitarios básicos y armaron una ficha clínica de cada uno de ellos.

Además, el SAME destinó una ambulancia que estará dedicada con exclusividad a atender posibles emergencias en cualquiera de las sedes. El móvil estará apostado de 8 a 20 en el Polideportivo Gorki Grana, donde se concentra la actividad para los adolescentes de 14 a 18 años, adultos mayores y personas con discapacidad intelectual, y en caso de ser necesario acudirá a cualquiera de los demás centros donde se realizan las actividades de verano.

“El intendente Ramiro Tagliaferro nos pidió que garanticemos que, ante cualquier eventualidad, cualquiera de los asistentes tenga una rápida atención médica”, señaló el director de ese servicio municipal, Hugo Mas.

Las colonias se desarrollan en el Gorki Grana, en Castelar; en los clubes Deportivo Morón, de Morón; Los Matreros, en Castelar; Sitas, en El Palomar; Social Villa Sarmiento y Barrio Parque, en Morón Norte; y en el Centro Educativo de Nivel Secundario 454 de Castelar Sur. Allí, además de las actividades en la pileta, hay juegos y talleres con distintas actividades, coordinadas por la Dirección de Deportes y Recreación municipal.