El intendente de San Isidro repasó el trabajo intenso de pavimento y desagües, además de las obras inauguradas en 2018, como el túnel de La Calandria y el muelle, entre otras.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, se refirió al 2018 como un año muy positivo en materia de obras públicas para el distrito. Además de una fuerte inversión en pavimento y desagües también se inauguraron obras importantes como el túnel de La Calandria y el muelle para viajar en lancha a Puerto Madero.

“Fue un año intenso para el gobierno municipal, que cuida el dinero de los vecinos y lo invierte en infraestructura. En el caso de obras públicas durante mucho tiempo hemos roto para trabajos hidráulicos en virtud del cambio de régimen climático, pero ahora llegó el momento de trabajar en superficie con pavimentos de calidad secos que no guardan agua en todas las localidades, y veredas”, explicó Posse.

Y agregó: “En 2018 también inauguramos el túnel La Calandria, en Villa Adelina, y vamos por el décimo segundo en avenida Sarratea, en Boulogne. Somos el distrito con más túneles de la Provincia. Otra de las satisfacciones fue estrenar el muelle para que los vecinos tengan una vía alternativa para ir en lancha a Puerto Madero. Asimismo seguimos avanzando con la ampliación del Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro, el de mayor complejidad médica de toda la zona norte”.

Obras

Algunas obras ejecutadas fueron, 95 mil metros cuadrados de repavimentación; 360 mil mililitros de sellado de juntas; el túnel de La Calandria, en Villa Adelina; 52 sendas peatonales; y el muelle público.

También se realizaron desagües en la calle Catamarca, en el Bajo San Isidro, en el Barrio Jardín, en la calle Calandria entre Wernicke y Moreno, y en la calle Quintana.

Obras en ejecución

En cuanto a los trabajos iniciados en 2018 y que continúan este año, se destacan, la ampliación guardia Hospital Municipal Materno Infantil; el programa de reparación de veredas, que contempla 21 mil metros cuadrados; el programa de reconstrucción de cordones, con 2 mil mililitros; 30 mil metros cuadrados de repavimentación de hormigón; 57 mil metros cuadrados de repavimentación de concreto asfáltico y fresado; 2mil metros cuadrados de reparación de adoquinado; 1 millón 800 mil mililitros de sellado de juntas; y el paso bajo nivel calle Sarratea.